Nada de Pseudomonjas

Se ha utilizado a menudo el término ``pseudomonjas`` para referirse a las mujeres consagradas dentro de la Asociación Pública de Fieles Orden y Mandato de San Miguel Arcángel.

Tal vez para personas ajenas al funcionamiento de la Iglesia Católica pueda resultar creíble que existan en realidad las ``pseudomonjas``, pero cualquiera que conozca un poco el arduo proceso que supone la formación de un movimiento eclesial sabe que esto es imposible.

El mismo estatus de consagrados/as dentro de una Asociación de la Iglesia que tenían los Miguelianos, lo tienen todas estas realidades eclesiales que puedes ver a tu derecha. ¿Son todos unos impostores? Pues la realidad es que no; sólo siguen el camino que la Iglesia les ofrece para llegar a ser algún día religiosos de pleno derecho.

Puedes ver hábitos de todos los colores y formas, hay ``madres y padres`` en sus comunidades, viven según unas normas y por supuesto se profesan los consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia.

Este invento de las ``Pseudomonjas`` es un ingrediente más del ejercicio de difamación de un pequeño grupo de padres de los/as consagrados/as alentados por el sacerdote Isaac de Vega, ex-consiliario de la Asociación.

Así que de ``Pseudo`` no tienen nada; son las semillas de una Iglesia VIVA.